Aunque me cueste tanto

Anglada Cerezuela

Aunque me cueste tanto

Aunque me cueste tanto
quererte y no tenerte y mover sola el café.
Aunque me cueste tanto
el ruido de tus llaves al desaparecer.
Aunque me cueste tanto caminar descalzo.

Aunque me cueste tanto
el ruido, el silencio y el reloj de la pared.
Aunque me cueste tanto
recordar cuando decías “nunca, nunca fue bien”.
Aunque me cueste tanto seguir esperando.

Aunque me cueste tanto
el no volverte a ver.
Aunque me cueste tanto
olvidarte otra vez.

Aunque me cueste tanto
dibujar mareas en el hueco de tu colchón.
Aunque me cueste tanto
negociar con el diablo tu corazón.
Aunque me cueste tanto no tener tus manos.

Aunque me cueste tanto
cena para dos aunque tú no estés.
Aunque me cueste tanto
rellenar dos copas y que me den las tres.
Aunque me cueste tanto digerir el llanto.

Aunque me cueste tanto
el no volverte a ver.
Aunque me cueste tanto
olvidarte otra vez.

Aunque me cueste tanto
el no volverte a ver.
Aunque me cueste tanto
olvidarte otra vez.